Perdidos en el parque nacional Los Haitises

El Parque Nacional Los Haitises es una de las principales atracciones ecológicas de la República Dominicana. Este lugar paradisíaco nos transporta a la prehistoria, literalmente: en Los Haitises fueron filmadas escenas de Jurassic Park.

¿Querés conocer República Dominicana? Viajá a Samaná

La vida silvestre del Parque Nacional Los Haitises

Los Haitises es un verdadero viaje al corazón de la República Dominicana. Haitises significa «tierras altas» o «sierra» en la lengua indígena Taína.

La fauna de Los Haitises es de gran variedad. Es el área protegida de mayor representatividad biológica de República Dominicana, por la diversidad de sus ambientes. En el parque hay gran presencia de mamíferos. Es hospedaje de diferentes especies de murciélagos, de la jutía y del solenodonte. Ambas especies son endémicas y están amenazadas de extinción.

Por ser un parque costero-marino, contiene una fauna de aves sin igual. Especies endémicas, nativas y migratorias que no se pueden encontrar en el resto del país reposan aquí. Algunas de esas especies son el pelícano, la tijereta, la cotorra y la lechuza orejita.

Este oasis del Caribe es el hogar de bosques de manglares vírgenes, dibujos taínos, playas solitarias y escondites de piratas.

Formaciones rocosas en Los Haitises

Al llegar al pueblo costero de Sabana de la Mar, en las afueras del Parque Nacional Los Haitises, se puede pasear por los canales estrechos de los manglares, que actúan como un hogar ideal para cientos de aves, peces, reptiles y crustáceos. Dejando al bosques de manglares, el paisaje se abre a la bahía de San Lorenzo con vistas fantásticas del parque y de las montañas de Samaná en la distancia.

El parque cuenta con un terreno constituido por un karst, relieve tropical en rocas calizas. Se distingue de otros parques de la isla por sus mogotes o “lomitas”. Éstas elevaciones de roca aparecen próximas unas a otras, con vallecitos (fondos) entre ellas. La formación kárstica de Los Haitises tiene una extensión de 82 km (desde Sabana de la Mar hasta Cevicos) por 26 km (al sur de la Bahía de Samaná hasta Bayaguana). Otras áreas kársticas similares se encuentran al norte de la Bahía de Samaná y otra al sur de Sosúa y Cabarete.

En su morfología externa presenta colinas que llegan a alcanzar los 40 metros de altura, corredores y valles. Este fenómeno se produce a causa del encuentro entre la geografía kárstica de la región y los vientos alisios que, al chocar con los mogotes, suben y producen lluvias casi todos los días del año.

Los mogotes del interior y los cayos de la Bahía de Samaná tienen un mismo origen, difiriendo solamente en que los fondos entre los cayos están ocupados por el agua del mar y que son menos elevados que los mogotes.

Esta formación kárstica determina un sistema de cavernas en su morfología interna. En ellas, como las cuevas de La Reyna, de San Gabriel y de La Línea, hay muestras de pictografías y petroglifos.

Perdiéndonos en cuevas laberínticas

Los turistas pueden visitar dos cuevas una vez utilizadas por los indios Taínos durante más de un milenio. La primera, Cueva de la Arena, está situada en una playa aislada con varias cavernas frente al mar y esculturas Taínas en la roca. La Cueva de la Línea se encuentra en el bosque y esta llena de dibujos Taínos. Nos da una mejor idea de cómo estos indígenas vivían antes de la llegada de Cristóbal Colón.

Las cuevas del Parque Nacional Los Haitises albergan muchos dibujos y arte rupestre de los pueblos precolombinos. Son útiles las linternas, ya que muchos de los dibujos están en zonas bastante oscuras. Por lo general constan de representaciones antropomorfas y de animales; en algunos casos se trata de dibujos realizados con diversos materiales, y en otros grabados en la piedra.

Otro de los atractivos de las cuevas de Los Haitises son las figuras creadas naturalmente por la erosión. Algunas de estas figuras se asemejan a representaciones humanas o a pequeñas estatuas. La continua entrada del agua en las cuevas y su goteo, sobre todo desde las partes superiores, ayuda a todo este proceso.

El suelo está un poco húmedo y algo resbaladizo en algunas partes. Conviene tener calzado con buena adherencia al suelo. El clima es bastante pesado, por el calor y la humedad.

Para un contacto auténtico con la naturaleza de República Dominicana, sumate a la aventura del Parque Nacional Los Haitises.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *